Día del Niño. Por Daniel Valles.

dev_niño2

Como todos los años, tal y como sucede con los días especiales de celebración social nacional, la opinión pública, los comentarios en las redes sociales, las escuelas y por donde sea, se habla de los niños. Se hace énfasis en que también es día de las niñas. Se les celebra. Y con razón. Hoy es el día nacional en que se celebra la etapa que todas las personas hemos pasado. La niñez. Es el momento para ponderar las virtudes de los niños en general. Pero también es el tiempo en que se mostrarán todas las carencias de muchos de ellos. De los miles que sufren del abandono de sus padres, de las autoridades. De la sociedad en general, de la corrupción, la violencia, la pobreza que sufren. Finalmente ahí estará el Meollo del Asunto.

Los señalamientos que atinadamente hacen algunas organizaciones de lo que actualmente la niñez en México padece y sufre, tienen un común denominador; la pobreza. Independientemente de las causas paralelas como la corrupción, la violencia, el divorcio de los padres, la falta de educación, las drogas, pandillas, precocidad sexual, etc., es la pobreza lo que causa el mayor sufrimiento en los menores. Claro, los problemas vivenciales familiares son un importante factor. Por supuesto. Los que en su mayoría son ocasionados por el principal elemento en la “ecuación”. La pobreza.

Debido a la falta de recursos económicos para sostener el hogar y lograr los satisfactores mínimos necesarios, tanto el padre como la madre de los niños deben “abandónales” casi todo el día y salir a trabajar o descuidarles dejando a los niños solos, “al garete” o en la guardería. Con los abuelos. Sin el cuidado adecuado. Si tienen “suerte”, estarán en una guardería que los mantenga y proteja hasta que vayan por ellos. Sino, estarán con algún familiar, amiga, con “la comadre” o simplemente regresarán a su casa por sí mismos para estar solos. Esto, con todos los peligros que ello implica. Y sabemos qué, quienes se mantienen solos la mayor parte del tiempo, son víctimas de los peligros que les acechan y que terminan con su niñez a edades muy tempranas.

niños pobres

 

¿Cuáles peligros?

Violencia, drogas, embarazos, pornografía, malos tratos, vagancia, abusos y explotación, hambre, pandillas. De hecho, la proliferación de las pandillas está directamente ligada a estos fenómenos sociales como el divorcio, el consumo de drogas y todo tipo de abuso e irresponsabilidades. Es curioso pero, al aumentar los divorcios en los adultos casados civilmente, aumentan las pandillas en los adolescentes. Las que se nutren de los niños que están “enojados” con sus padres por abandonarles a su suerte. Y así es como pasan a formar parte de una pandilla. La que les proporciona lo que buscan; atención y emoción. Y así es como permanecerán, enojados hasta desquitarse con quien sea. En México, dos millones de niños trabajan, de acuerdo a la organización; “Save the Children”. La cifra negra sería del doble. La CNDH indica que 5 mil niños se encuentran en centros de detención.

Los datos duros que proporciona José Luis Flores, de la Red por la Infancia en Ciudad Juárez, nos ofenden a todos y nos lastiman. Pero son evidencia de los problemas graves y las execrables carencias que sufre la niñez juarense. Que son las mismas en toda la república. A pesar de haber “Cruzadas Contra el Hambre” y todos esos programas lindos que las administraciones gubernamentales proporcionan a “cuenta gotas”. Hasta parecería que hacen y dan así para que no se termine con el problema. Mas, qué bueno que al menos hacen lo que hacen. Sin embargo la solución al problema no está ahí. Tampoco en la creación de políticas públicas y otorgamiento de subsidios o becas permanentes, como pide un desesperado luchador por la infancia. Eso es sólo una “aspirina” para éste cáncer que amenaza con aniquilar la etapa más inocente y buena del ser humano. La etapa de la niñez. La solución tiene que ver con responsabilidad, compromiso y sacrificio de los padres, de la Familia primeramente. De las autoridades en segundo. Tema de otra entrega.

Pandilla Infantil

Pandilla Infantil

De no implementar un modelo de cambio para ayudar a combatir con efectividad la pobreza en las familias y sus miembros, los niños, cada vez será más difícil encontrar niños inocentes, humildes, rebozando de pureza. Si a los 9 años de edad se están iniciando en las drogas o en las actividades sexuales, esto, por fuerza, terminará con todo lo que celebramos hoy, 30 de abril, El Día del Niño. Ahí El Meollo del Asunto.

Twitter: @elmeoyodlasunto

Correo-e: elmeollodelasunto@gmail.com

Red: www.danielvallesperiodista.

Leave a Comment