Día Internacional de la Mujer. Daniel Valles.

Día de la Mujer

Día de la Mujer

Cada año escribo sobre el tema. De la misma forma y para estas fechas, todo discurso oficialista tiene que mencionar las grandes diferencias entre hombres y mujeres. De cómo se debe de erradicar la discriminación contra la mujer. Lo que estoy de acuerdo. También hablar de las víctimas de la violencia contra la mujer y todas esas cosas. Bueno, cada año los funcionarios (hombres por supuesto), dicen cada cosa para congraciarse y políticamente quedar bien con las mujeres de los partidos políticos. Estar bien con ellas. Principalmente con las de la izquierda. Con las recalcitrantes feministas y con algunas otras despistadas que no saben de qué se trata la conmemoración del Día de la Mujer. Las que lo “celebrar”. Como si fuera el Día de la Madre. Pero como son mujeres y se trata de mujeres, ahí andan con las feministas de género “haciendo bola” en las “comilongas” y en las celebraciones que se llevan a cabo.
Cada año escribo y describo los pormenores del falaz y pernicioso movimiento del feminismo de género. Y estoy seguro que a más de uno y a muchas “unas”, sus ojos se les han abierto. Sin embargo, es mi deber volver a hacerlo. Ya que hay aún muchos y muchas que creen equivocadamente en lo que ésta ideología, la feminista de género es y enseña. Seré muy breve y explicito.
El Día Internacional de la Mujer no es sinónimo, ni se le parece en lo más mínimo al “Día de La Madre”. ¿Entonces? Es la antítesis de éste último. Es una fecha exclusiva y preponderantemente política. Declarada por la ONU en 1978 a raíz de la conemoración de un incendio donde murieron 140 mujeres. El de la fábrica Triangle Shirtwais de Nueva York.

“Escoger el mes de marzo no fue una decisión al azar. Se trataba de una fecha emblemática en la lucha por los derechos de la mujer en EE.UU, en concreto en Nueva York. En marzo de 1908, más de 15.000 personas exigieron en las calles de la Gran Manzana mejoras salariales, derecho al voto, reducción de jornada y condiciones laborales dignas”. Fuente: (http://feminismo.about.com/od/igualdad/a/Dia-Internacional-De-La-Mujer.htm). Ah, también murieron algunos hombres. Más claro o así nomas.

Mi mamá, que celebraba el Día de la Madre, creía en La Familia Nuclear. El Día Internacional de la Mujer (en adelante DIM); cree en diversidad de familias. Mi mamá estaba casada con un hombre. (Por eso escribo yo aquí hoy). Las mujeres del DIM, creen en el matrimonio entre homosexuales y lesbianas. Nunca tendrán un hijo a menos que lo adopten. Y no será cien por ciento su hijo o hija. O sea, “a la “Ricky Martin” o a la “Jody Foster”. Y está bien. Cada quien hace lo que puede para tener una familia o algo similar. Por lo mismo, las feministas de género promueven que se cambie la definición de matrimonio y de familia en la república. Ya lo lograron en la Ciudad de México. Pero sólo porque tienen mayoría en la Asamblea Legislativa.
Mi mamá, que celebraba el 10 de mayo, no conmemoraría esto. Tampoco votaría por el PRD o partidos de izquierda, sólo por eso. Mi mamá sí estaba en contra del machismo y de la violencia hacia las mujeres (y los niños, los ancianos, las niñas, los hombres). El DIM está contra el machismo igual que yo. Contra la violencia intrafamiliar, igual que yo, pero a favor del aborto. Yo no, ni mi mamá, ni millones de madres de familia que celebran el 10 de mayo que no tienen voto en los congresos, porque las feministas de género ocupan las plazas y no les toman en cuenta a ellas para votar a favor o en contra del aborto. Las mamás están en otros empleos y en sus casas atendiendo lo primordial, la familia.

María Félix

María Félix

Un día, me encontré a un diputado de la legislatura de Chihuahua. Le comentaba sobre cómo la teoría de género ha degenerado la sociedad y destruido el tejido social. “Debes hacer algo, le dije”, y él me contestó. “Lo sé, pero no puedo hacer algo, nos costaría muchos votos y eso no lo puedo permitir”. Pobres hombres de la política. Su hombría se ha feminizado. Son “mujerujos”, como diría La Doña, María Felix. Así la cultura posmoderna,

Y eso es El Meollo del Asunto.

Leave a Comment