Empresarios vs Peña Nieto. Por: Daniel Valles.

coparmex

Gustavo Hoyos protesta ante el presidente Peña NIeto, como presidente nacional de Coparmex.

A través de la Confederación Patronal de la República Mexicana, COPARMEX, los empresarios afiliados del país interpusieron una demanda de amparo por actos y omisiones ante la CNTE, en la cual señalan como responsables al Ejecutivo Federal y a los secretarios de Gobernación y Educación Pública.

Esto es inédito en la historia reciente del país. No obstante ya antes, con el presidente Calderón, la sociedad civil se habría reunido para manifestarles su inconformidad por la violencia que se vivía en ese entonces, no se había llegado a una acción formal y jurídica, legal, como la que estamos viendo. Aquella vez se recuerda por el comentario de Alejandro Martí, “sino pueden renuncien”. Que fue un reclamo muy dolido, pero que no pasó de ser eso.

Alejandro Martí

Alejandro Martí

Ahora los empresarios del país han llegado a más. Han demandado formalmente al gobierno de Enrique Peña Nieto por actos y omisiones. En otras palabras, por no saber gobernar. Es un lenguaje empresarial, pero al mismo tiempo, es una acción política que envía un mensaje muy negativo al exterior. Alienta a las inversiones extranjeras a irse a otro país, o a no pensar en México por el clima de ingobernabilidad que existe. Eso sin contar con los temas locales de inseguridad que cada estado de la república tuviere.

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la COPARMEX, advirtió que la vía de acción del organismo que preside es la legalidad. “La posición de la Confederación es por la ruta de la legalidad, siendo respetuosos de las acciones que tomen otros organismos”. En referencia a la amenaza de no pagar impuestos o presentar “declaraciones en ceros”, de la CONCAMIN.

Para las empresas y comercios de Guerrero, Oaxaca y Chiapas, han sido 10 semanas de bloqueos por parte de la CNTE, que han impedido que funcionen adecuadamente y ahora sufren pérdidas que ya son incuantificables. En opinión del presidente nacional de la COPARMEX. Quien juntamente con empresarios de esos estados principalmente está señalando y acusando al gobierno de Enrique Peña Nieto de no poder gobernar. De faltar a la función principal de un gobierno establecido. Dar seguridad. Ya que la protección de la propiedad privada del hurto, el fraude y la violencia es la esencia del gobierno civil. Y eso, está lejos de cumplirse en opinión no solo

Gustavo Hoyos y empresarios, demandan al presidente.

Gustavo Hoyos y empresarios, demandan al presidente.

de los empresarios, sino de casi todas las personas. El nivel de aprobación del gobierno peñista está en su nivel más bajo de aprobación. “Los datos de Parametría indican que 69% de los mexicanos evalúa de manera negativa al gobierno del presidente Peña Nieto, mientras que un tercio de la población aprueba la gestión que ha realizado el mandatario”. (animalpolítico.com).

El buen gobierno descansa en la confianza de la gente. Y aquí y ahora, la confianza en el actual es lo que menos existe. Entonces, el de Peña Nieto no es uno bueno. Los empresarios mexicanos están diciéndole al presidente de manera oficial, directa  y firme. Los empresarios se han “cansado” por todo lo que ha sucedido en el país en materia de inseguridad, pero no de ahora, ni de ayer, ¡desde el 2000!

fox

“El Memo”, Vicente Fox

Fue Vicente Fox, al que llamo, “El Memo”, quien tuvo los primeros conflictos contra la CNTE. Todo lo que hizo fue fallido. Luego el mismo Felipe Calderón, al que llamo, “El Horco”, sufrió por lo mismo, con los mismos que su antecesor, la CNTE.

La fuerza del gobierno ha sido nada. Las instituciones se vieron sobre pasadas en Oaxaca, Guerrero y Chiapas. Siempre ha sido así y siempre han sido los mismos estados de la república que sufren ante la fuerza que la CNTE tiene. Cientos de millones de pesos que reciben del gobierno federal y de los estados en cuestión. Lo que es una gran incongruencia. Pero así es esto de los “arreglos político, los usos y las costumbres”.

El diálogo entre gobierno y partes en algunos casos ha servido. Pero no aquí. Donde se ha chantajeado al gobierno con la violencia y el gobierno ha cedido al chantaje. No hay soluciones. Lo peor es que el conflicto ha escalado a tal grado que varias organizaciones ajenas al magisterio se han “colgado” del conflicto. Esto ha provocado que la violencia de igual forma haya aumentado. Los intereses ajenos al magisterio se han involucrado y algunos de esos intereses son la desestabilización social y crear conflictos al gobierno, solo por el hecho de no ser ellos gobierno y poder capitalizar en el 2018. Que está a dos vueltas en el calendario.

Bloqueo de la CNTE

Bloqueo de la CNTE

La acción de la fuerza por parte del gobierno está ausente. El conflicto ha escalado porque el gobierno ha buscado una solución política y la respuesta que tiene del magisterio es siempre violenta y no política. Combaten el fuego con pistolas de agua y no son muchas.

Quien tiene la obligación de procurar la seguridad y la justicia es el gobierno, no el magisterio. La fuerza debe de usarse para erradicar la violencia y garantizar el libre tránsito. Los derechos de todos.  Es la función del gobierno. Y si eso no puede hacer, entonces su labor es fallida. De ahí la demanda.

John Adams, uno de los fundadores de EUA señaló que: “no existía un gobierno armado con armas tan poderosas capaces de contender con las pasiones humanas, licenciosas, desenfrenadas como la avaricia, la ambición, la vergüenza, los tratos ilícitos y el servilismo. Todo lo anterior rompería las cuerdas más fuertes que sostienen a los gobiernos”. Y esto es exactamente lo que está pasando con el de Enrique Peña Nieto. Ahí El Meollo del Asunto.

Leave a Comment