Inminente Visita Papal. Daniel Valles.

Papa Francisco2

Nuestro país recibe nuevamente al obispo de Roma. Pero en esta ocasión, es en la persona de Jorge Bergoglio, antes obispo de Buenos Aires, hoy, Papa Francisco, obispo de Roma. Para los católicos del mundo es su máxima autoridad jerárquica. Al que también llaman y con todo lo que ello implica: “El Vicario de Cristo”. Seguro que como todos sus antecesores lo han sido, el Papa Francisco será muy bienvenido.

La última visita papal en México se registró en marzo de 2012. Cuando  vino el entonces Papa Benedicto XVI.

Papa Benedicto

Papa Benedicto

Fue su primera visita apostólica. Estuvo en Guanajuato, León y Silao. El presidente era Felipe Calderón. Y antes, México registra una serie de visitas papales todas llenas de algarabía y regocijo para la mayoría del pueblo católico mexicano. Sin duda es un gran acontecimiento cuando un Papa llega a un país. Y si se trata de México, mucho más.

México, después de Brasil, es el segundo país de Latinoamérica con más católicos y es la nación del Continente Americano con mayor número de visitas papales.

1979, registra la visita de quien quizá es hasta el momento, el  más carismático de los papas que han visitado nuestro país; Juan Pablo II. Quien realizó su primera visita en enero de 1979. En seis días estuvo en la Ciudad de México, Puebla, Oaxaca, Guadalajara y Monterrey. Aunque entonces México no tenía relaciones diplomáticas con el Vaticano, el gobierno de José López Portillo le dio trato de visitante distinguido. Lo recibió en “Los Pinos”, en privado. Mucho se ha escrito de esa visita a petición de la madre del presidente López Portillo.

1990, Once años después, Juan Pablo II realiza su segunda visita a nuestro país. Carlos Salinas de Gortari es presidente de México. El Papa recorre la Ciudad de México, Veracruz, Aguascalientes, San Juan de los Lagos, Jalisco, Durango, Chihuahua, Monterrey, Tuxtla Gutiérrez, Villahermosa, Tabasco y Zacatecas. En aquella ocasión beatifica a Juan Diego.

1993, México y el Vaticano habían reestablecido relaciones diplomáticas un año antes. Juan Pablo II concreta su tercera visita a México. Esta vez visita Yucatán. Ese fue el año en que fue asesinado del cardenal Juan José Posadas Ocampo en el aeropuerto de Guadalajara (24 de mayo de 1993), durante un enfrentamiento entre pistoleros del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán y sus rivales del Cártel de Tijuana. Es curioso anotar que para la visita actual del Papa Francisco, El Chapo Guzmán, de igual forma ha estado en las noticias por su recaptura.

Papa-Juan-Pablo-II

Papa Juan Pablo II

1999, la cuarta gira de Juan Pablo II por México, adquiere la categoría de visita de Estado. Las reformas de 1992 se habían concretado y el Papa llega en calidad de jefe del Estado Vaticano. Los fieles llenaron el Estadio Azteca para escuchar misa, luego de la cual proclamó el 12 de diciembre, día de la Virgen de Guadalupe, como fiesta del Continente Americano. Ahí ganó el mote de; “El Papa Mexicano”.

2002, hubo una visita más de Juan Pablo II, sería la quinta y última, casi tres años antes de su muerte. El presidente era Vicente Fox y en esa ocasión ofició la ceremonia de canonización de Juan Diego en la Basílica de Guadalupe y beatificó a los indígenas de San Francisco Cajonos, de Oaxaca, Juan Bautista y Jacinto de Los Ángeles, asesinados el 16 de septiembre de 1700. La clase política mexicana se “rasgaría las vestiduras”, ante la inclinación del presidente Fox, para darle un beso al anillo papal.

2016, toca ahora la primera visita a México del Papa Francisco. Igual que siempre, hay una gran expectativa por la misma. La gente habrá de empezar a desplazarse a partir de la semana entrante a los lugares que les queden más cerca. Supongo. Y el país, se semiparalizará. Pues como en Ciudad Juárez donde estará el 17 de febrero y habrá suspensión de casi toda actividad, en cada ciudad a la que asista la actividad se verá paralizada por la llegada del Vicario de Cristo.

La gente católica espera un mensaje de esperanza y de paz. Nada que ver con el que Yoko Ono habría traído a México, apenas hace un par de días. La paz que trae el Papa no es la de un comerciante Tampoco la de un político, ni un “rock-star”. No es nada de eso. El Papa es un pacificador. Al igual que los anteriores. Por lo mismo conmueve a las masas que lo escuchan. Lo mismo conecta con los jóvenes que con los adultos. Y con los de su generación. Por supuesto.

El papa Francisco

El papa Francisco

México, con todo y sus problemas, será un gran anfitrión. A pesar de que hay gente que quisiera que tal figura no viniera a México, vendrá. Seguro que mucha gente en el país será más que emocionada por los mensajes que el Papa pronuncie. Estoy convencido que en la misa que celebre con los presos en Ciudad Juárez, será escenario de uno de los momentos cumbres de la gira. La visita a quienes ahí están dará cumplimiento a una de las labores primordiales del cristianismo. La visita a los presos. “Me visitaste cuando estuve preso”. S. Mateo 25.36. A hombres y mujeres con casi nada o nada de esperanza, el Papa habrá de llevarles no sólo eso, esperanza. También amor y paz. Lo que finalmente la visita Papal le deja a la mayoría de la gente. A propios y extraños.

El mensaje del Evangelio bendice a los que no lo creen. A los que no están de acuerdo y también a los que no lo quieren. Porque es como el amor de DIOS. Y eso es, El Meollo del Asunto.

2 Comments

  • Doctor (Ph.D.) Nicolas Guerra. says:

    El catolicismo o secta pagana Romana. Adora todo aquello que va contra la norma biblica y de hecho contra lo que enseno Jesus en nombre de su padre el Dios verdadero Jehova.( Salmos 83:18).

    ¿Que es la paz?; ¿Donde va un papa que no es biblico deja paz?; ¿El vaticano adora el paganismo egipcio, babilonio, caldeo adorando al dios sol con sus simbolos satanicos?

Leave a Comment