“Llamado Papal a la Unidad,” por Daniel Valles

Papa Francisco2El Papa Francisco es un hombre muy carismático. Esto no tiene la menor duda. Tampoco hay espacio para la discusión. El Papa, investido de su sotana blanca su carisma aumenta a la “n” potencia. Sobre todo entre la gente católica.

He tenido oportunidad de constatar esto en la misma Catedral de Buenos Aires. Iglesia donde siendo aún Jorge Bergoglio Obispo, despachaba los asuntos de la diócesis. La gente de todas las manifestaciones de la Fe, se expresaban con cariño y respeto para don Jorge. De igual forma hacían quienes no profesaban algún tipo de fe religiosa. El sentimiento ha sido siempre unánime.

El obispo Jorge Bergoglio antes y Papa Francisco hoy, es un hombre que busca la paz, la amistad y la unidad entre las personas. Es un ecuménico en el sentido estricto de la palabra. Busca la unidad de todos los cristianos de las diferentes expresiones de Fe. También se empeña en buscar la unidad, que no la igualdad en ritos y formas con otras expresiones. Por lo mismo, su reciente declaración y llamado a la unidad, en mi opinión, no encaja en el contexto de su ministerio. Es más bien una declaración “políticamente correcta”.

¿A qué me refiero? ¿Qué dijo el Papa? Lo siguiente: “muchos piensan distinto, sienten distinto, buscan a Dios o encuentran a Dios de distinta manera”. (sic)

¿Por qué creo que esto no encaja? Porque El Papa Francisco sabe bien que las razones que expone para la unidad son las mismas que han separado a los pueblos por siglos. Las diferentes formas de pensar, de entender la religión. Aún entre los de la misma fe católica. Donde hay Dominicos, Jesuitas, Agustinos, Franciscanos, monásticos, etc.

Existen diferencias entre cristianos de cómo buscar a DIOS. Esto es muy diferenciado y marcado entre los grupos cristiano-evangélicos. Sus diferencias casi son irreconciliables. Y sí; buscan a Dios de diferente manera. Y sí; por supuesto lo encuentran de distinta manera.

Es cierto que DIOS tiene muchas formas de ser encontrado. Y que no está jugando a las “escondidas”. Todo creyente sabemos eso. Y también sabemos que la lucha por la unidad ha sido la más larga que se ha llevado en la historia no sólo del cristianismo, sino miles de años antes de que éste  surgiera. Pero hay algo más. Si el Papa Francisco se refiere al Dios de los cristianos, de católicos, de evangélicos, al de judíos, tiene base sólida para lanzar la invitación.

El llamado a la unidad que promueve el Papa Francisco podrá darse, pero basándose en algo más. ¿Por qué? Porque las religiones no son todas iguales, ni conducen al mismo lugar. Sólo se parecen. Porque las deidades no cristianas, sí son diferentes, aún entre ellas. Porque en sus postulados y creencias hay grandes diferencias que los diferentes pueblos han creído, valorado, aceptado y reverenciado. Y porque  es lo mismo que los ha separado a través de los siglos. Y ese es, El Meollo del Asunto.

Leave a Comment