MEMORIAL 30 DE ENERO. Abelardo Valenzuela.

PUNTUALIZANDO…

Lic. Abelardo Valenzuela, es miembro del partido Acción Nacional.

 Escribir la presente entrega es muy difícil para un servidor; y lo es porque recordar el dolor que sentimos los juarenses por aquel 30 de enero de 2010 hace de nueva cuenta entristecer y sentir coraje e impotencia por lo ocurrido en Villas de Salvarcar.

El Gobierno del Estado que dirige Javier Corral Jurado, asumió su responsabilidad en este tema tan sensible y desde el año pasado ordeno al titular de la COESVI Carlos Borruel Baquera, entre otras acciones, la de edificar un Oratorio en memoria de lo ocurrido, en vías de recuperar desde lo más profundo que es la fe y la oración en dicho lugar donde sucedieron los acontecimientos.

Como una misión cumplida y de gran trascendencia, mientras escribo estas líneas se está inaugurando en un evento muy sensible la entrega del oratorio denominado Memorial 30 de Enero, dándose cumplimiento a la instrucción del ejecutivo. Hay que puntualizar que esta acción difícilmente se pudo llevar acabo sin la ayuda de empresarios y constructores de la Ciudad que acudieron al llamado del gobierno para construir dicho memorial.

Así pues, en cabal cumplimiento a las instrucciones del ejecutivo estatal se entregó a la comunidad  Juarense dicho Memorial, como una apuesta que pretende brindar paz por medio de la oración a los familiares, amigos y vecinos que fueron víctimas de esos sucesos tan lamentables.

Importante es puntualizar las palabras que el Director general de la COESVI Carlos Borruel dirigió a los presentes en dicho evento: “lo que hoy vemos, ha sido iniciativa del Gobernador, con su presencia hace un año sin que nadie lo obligara, ningún organismo internacional o ninguna ley, y eso no quedó en palabras, a la semana siguiente de estar aquí fuimos ante el Infonavit en la Ciudad de México para iniciar los trámites del comodato e iniciar de manera física la construcción del memorial de manera inmediata para que fuese una ofrenda y un recuerdo permanente a las víctimas inocentes de la masacre ocurrida el 30 de enero de 2010 y que fuera también un ejemplo de lo que no debe pasar ni nunca debe de volver a suceder en Juárez ni en toda la Republica”

Las acciones que este Gobierno ha emprendido lo han sido también en el ámbito legal, pues en el marco de la Ley General de Victimas se ha trabajado en reparar en lo posible el enorme daño causado, así como también el apoyo directo a familiares de las víctimas.

No existe dolor comparable para un padre de familia perder a un menor hijo, por tal motivo debemos honrar y pedir a Dios NS por la fortaleza de las familias víctimas de tales sucesos. Cumplir con nuestro deber como gobierno es una obligación, pero cuando dicho cumplimiento es para abonar un grano de arena en el dolor de nuestra comunidad, llena de satisfacción ver que hay un gobierno con rostro humano.

Aprovecho esta columna para solidarizarme como Juarense con los familiares de Villas de Salvarcar, elevando una oración por que jamás vuelva a ocurrir algo similar, y podamos reconstruir todos juntos el tejido social que nos permita vivir más hermanados en la sociedad.

Por último debo puntualizar, que el oratorio preservara la memoria de 15 jóvenes juarenses que tenían por delante un futuro brillante. Esta edificación sin duda en algo contribuirá para que la sangre derramada no sea en vano y sea el recuerdo para que retomemos los valores  y nos inspire para que un suceso como el de Salvarcar, jamás vuelva a suceder, esto hay que puntualizarlo…

ABELARDO VALENZUELA HOLGUIN

Leave a Comment