Seducción. Por Daniel Valles.

Seducir.

Seducir.

Cuando niño escuchaba la palabra “seducción y siempre tenía pensamientos o sensaciones que me hacían sonreír o ruborizarme. Bueno, la mayoría de las veces. Esto no lo sabía nadie más.

Para la gente de mi generación, los “beibi bumers”, seducción era una palabra no prohibida, pero que tenían un “dejo” de algo excitante. La escuchábamos en las películas de Arturo de Córdova y Mauricio Garcés. La leíamos en las novelas o revistas cargadas de un contenido sexual. La seducción era aquello que queríamos imitar de esos personajes y llevarla a cabo, ponerla en práctica con algunas amigas. A las que se debía seducir para poder obtener el delicado elixir del amor que guardaban bien. Elixir que paladeamos algunos avispados.

La palabra “seducción” ya no tiene tanto peso como antaño. Mucho ha cambiado desde que yo era un niño.  De inicio, casi no se escucha en la calle, en las películas, en las novelas o en alguna parte. ¿Será porque el arte de la seducción ya no se practica más? Creo que es por eso y porque ahora es otra cosa. Ya no hay necesidad de “filtrear” tanto.

El sexo es un artículo más en el catálogo de diversiones y entretenimiento de las personas de hoy. De laposmodernidad. Ya no es algo tan “escondido” como en mi tiempo. Si esto es bueno o malo, no me toca a mí ser el juez de ello. Sólo hay que ver los subproductos de todo esto para saberlo.

Con el paso de los años, las décadas y la llegada del nuevo siglo, quienes hemos los hemos vivido hemos visto muchos cambios. Hemos sido testigos de una “evolución” de las costumbres en el ser humano en las sociedades, en las culturas.

Lenguaje corporal

Lenguaje corporal

Hace unos años escribía acerca de estos cambios que veía se estaban dando y sobre todo, la velocidad de ellos. De cómo trastocaban la sociedad entera desde sus bases fundamentales. ¿Cuáles fueron los cambios?

1.- Aprobamos el sexo antes del matrimonio. Luego sin matrimonio. Ahora contra el matrimonio. La gente ya n se casa, se ayuntan.

2.- Sexo con una persona. Luego con varias. Después masivamente.

3.- Sexo entre adultos. Luego entre jóvenes. Luego entre adultos y niños. Ahora entre padres e hijos.

Es la llamada “atracción genética” la última y la atracción intergeneracional, la primera. Su práctica surge y aumenta desde al menos hace dos décadas. La epidemia del SIDA de los 80 del siglo pasado obligo al mercado a satisfacer la “demanda” que las personas adultas hacían por tener “sexo seguro” con niños. Surge entonces esta manifestación sexual del “mercado”. El que se da aun cuando está penado en la mayoría-por no decir en todas-las legislaturas del mundo. Lo que también ha cambiado ya.

Así como se ha despenalizado el aborto, el adulterio, el uso de ciertas drogas, como la marihuana, de la misma manera como se fotografían cientos de cuerpos desnudos en las ciudades más famosas del mundo, en el Perú se ha despenalizado el sexo con menores de edad. Es decir, menores de 18 y mayores de 14 años de edad.

El Tribunal peruano votó tres (3) votos a favor, dos (2) en contra, apenas hace tres años. Antes esta acción estaba penada con treinta (30) años de cárcel para la persona que siendo mayor de edad tuviera relaciones sexuales en cualquier modalidad con menores. Es decir, consensuadas o no. Al igual que en otros países latinoamericanos, las relaciones sexuales entre menores también estaban penadas.

Seducción en antro.

Seducción en antro.

El fallo peruano vino luego de que la abogada Ana Victoria Suárez solicitó, a nombre de 10 mil ciudadanos, el que se despenalizara esta práctica sexual. Que era de la preferencia de estas personas. Tener sexo con niños. Ella solicitó se declarara inconstitucional el artículo 1 de la Ley 28704, inciso 3º, del Código Penal, sobre delito de violación sexual contra menores de edad entre 14 y 18 años.

La abogada obtuvo un fallo favorable a su causa. ¿Sería que el beneficio se obtuvo porque la mayoría de los peruanos creen que el que un adulto tenga relaciones sexuales consensuadas con un menor de edad, no tiene nada de punible? Seguramente. Pues existen encuestas que muestran que así piensan los peruanos. Que además saben que en la adolescencia, la mayoría de los jóvenes tienen su primera experiencia sexual. Sobre todo las jóvenes. Que dejarían de ser “vírgenes” a esta edad. Y de acuerdo a la misma encuesta, es mucho menos la gente que pensaría que esta práctica tiene algo de perversión.

Abogada Ana Victoria Suárez

Abogada Ana Victoria Suárez

El señor José Antonio Eguren, de la Comisión de Vida y Familia del Episcopado del Perú, es de los que no estuvieron de acuerdo. Alegó que los menores quedarían desprotegidos frente a los mayores de edad. Y que quedarían en “cierta situación de dominio al ejercer-la persona adulta-una capacidad de seducción, en la que podría abusar del menor.

Esta ha sido acaso la única voz que se ha levantado en contra de la medida. Pero por lo pronto, las relaciones sexuales entre una persona adulta y una menor de edad ya están despenalizadas en Perú.

¿Qué sigue en esta cadena de despenalizaciones por preferencias que las personas tenemos? ¿Qué país será el siguiente? ¿México? Ahí El Meollo del Asunto.

 

Leave a Comment