Tormenta perfecta, Misael Máynez

 Desde antes de la elección de Donald Trump como presidente de los EEUU, la economía mundial está esperando la explosión de la siguiente burbuja que traerá crisis económica a nivel mundial, muchos incluso han apostado que vendrá justo por medio de las criptomonedas al ver que su valor ha crecido hasta en un 5,000%.

 

Es evidente que en este momento una crisis financiera sería para los mexicanos similar al tiro de gracia por la bajísima confianza en nuestro gobierno y la consecuente debilidad para contar con el respaldo ciudadano a políticas que hagan frente a tal situación.

 

¿Te has preguntado cómo respondería México ante un escenario de tal envergadura?

Yo sí, y me permito compartirte las principales ideas que considero debemos tener a la vista.

 

En este momento libramos una batalla campal de cuerpo a cuerpo por la presidencia de la república y ese solo hecho se ha convertido en el principal riesgo para nuestro crecimiento económico, toda vez que las inversiones están a la espera del desenlace del proceso. Nadie quiere invertir hasta tener mayor claridad de cuál puede ser el rumbo que tome México en los próximos años y ese ralentizamiento se ha dejado sentir en las ventas de los negocios y en el ingreso de las familias. Solo en Ciudad Juárez, si comparamos tasas de crecimiento vemos que se han cerrado más de 1,500 negocios y las ventas al menudeo y mayoreo tiene tasas de crecimiento promedio en 2017 de solo el 6%, mientras que en 2016 tuvieron un promedio de 50%.

 

No podríamos estar inmersos en la incertidumbre interna y sumarle la externa por una crisis que se venga encima por la burbuja que pueda explotar. Sería entrar a una tormenta perfecta de imposible navegación, o por lo menos demandaría almirantes sumamente capacitados.

 

Esa es la razón fundamental de mi planteamiento en esta ocasión, debemos trabajar en el interior para desarrollar un proceso electoral que garantice gobernabilidad y estabilidad en caso de entrar en turbulencias externas; sería muy riesgoso o de alcance inmedible estar con turbulencias internas y entrar así en una situación de descontrol internacional.

 

Debemos por lo tanto hacer nuestro trabajo como mexicanos y salir a votar para que quien resulte ganador lo haga con un margen amplio que evite la perspicacia que sirve de alimento para la ingobernabilidad. Hoy más que nunca, a parte del entorno que describo, luchamos entre dos grandes propuestas; continuar con este sistema que nos tiene sumidos en la miseria o dar alternancia con un modelo que promete desarraigar los pésimos hábitos que nos han sumido en semejante estancamiento económico y social.

 

Mi principal pregunta es entonces, ¿Cómo piensas actuar esta próxima elección?

Te invito que consideres las ideas planteadas; de presentarse esta gran crisis internacional los mexicanos tengamos al menos la ventaja competitiva de estar unidos y con un gobierno que nos represente a la mayoría, un presidente abrigado por la legitimidad de una votación contundente y sirva de respaldo para mejorar la gobernabilidad y toma de decisiones, ya difíciles con la sola realidad mexicana.

Misael Máynez

Por todo lo descrito te insisto que evalúes con seriedad quienes deben gobernarnos los próximos años.

 

Únete a mi red de amigo en Facebook/Misael Máynez

 

 

 

Leave a Comment